Zar antidrogas será sentenciado por colaborar con el grupo Beltrán Leyva

 
En los primeros días de abril de este año, el ex zar antidrogas de la PGR, Noé Ramírez Mandujano, será sentenciado por un juzgado federal luego de más de cuatro años de enfrentar un proceso penal por presunta colaboración criminal con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

El fallo será emitido por el Juzgado Primero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales con sede en el penal de El Rincón, Nayarit. Ese tribunal tiene en sus manos absolver o condenar a quien fungiera como titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO, antes SIEDO) durante 2007 y parte del año 2008.

El plazo de 30 días para emitir sentencia dentro de la causa 29/2009 comenzó a correr después del 5 de marzo pasado, una vez que tuvo lugar la audiencia de conclusiones ante el juzgado federal y en la que tanto el agente del Ministerio Público federal como la defensa del ex funcionario federal reiteraron sus posiciones.

Es decir, el primero demandó a la instancia judicial la máxima pena contra Ramírez Mandujano por considerar que efectivamente colaboró con la delincuencia organizada aprovechando su cargo como servidor público a cambio de entregas millonarias en dólares en su favor.

El segundo, la defensa del procesado, expuso ante el juez Mauricio Fernández de la Mora absolver a su cliente en razón de que las acusaciones vertidas en su contra provienen de “testigos de oídas”, que asegura carecen de fundamentos.

En agosto de 2008, a Ramírez Mandujano la PGR le acusó, en el marco de la llamada Operación Limpieza, de vender protección a la organización de los Beltrán Leyva, según advirtieron diferentes testigos protegidos identificados con los nombres de Jennifer, David, Moisés y Saúl, entre otros.

En específico, el testigo Jennifer declaró que, a mediados de 2006 y durante el mes de septiembre del siguiente año, el titular de la entonces SIEDO tuvo al menos dos encuentros con capos pertenecientes al cártel de los Beltrán Leyva en lugares públicos, siendo éstos los restaurantes Guadiana, en Satélite, y Champs Elysées, de Reforma.

Lugares donde, afirmó el testigo, el funcionario recibió en pago por sus servicios alrededor de 450 mil dólares.

Ramírez Mandujano y su defensa exhibieron ante el juzgado de Nayarit documentación que lo ubicó en las fechas referidas por Jennifer en lugares distintos a los aseverados.

Por ejemplo, en un viaje a Estados Unidos para encontrarse con personal de la agencia antidrogas de ese país para tratar el caso del lavador de dinero Zhenli Ye Gon, así como un convivio de fin de año celebrado en las instalaciones de la propia Subprocuraduría.