Menor de edad probablemente encuentra la muerte ocasionada por un rayo

Chetumal, Quintana Roo a 23 de agosto de 2013. Elementos de la Policía Judicial, adscritos a la Comandancia de Nicolás Bravo, municipio de Othón P. Blanco, tuvieron conocimiento, aproximadamente a las 19:20 horas, que en el Rancho “Los Girasoles” en las inmediaciones del poblado de Francisco Villa, una persona había perdido la vida.

Al llegar, los agentes tuvieron a la vista el cuerpo de un adolescente en posición decúbito dorsal y aun costado, el cadáver de un caballo.

En el sitio, los policías judiciales entrevistaron a Obiliano García Garduza, de 45 años de edad, quien señaló que el menor respondía al nombre de D.C.M., mismo que contaba con 12 años de edad, originario de Comalcalco, Tabasco y que desde hace aproximadamente 4 años vivía en el mismo domicilio que él, debido a que es su tutor.

Explicó que momentos antes el menor salió cabalgando un equino, con el fin de cortar zacate, pero en el transcurso de ese tiempo comenzó a llover, por lo que escuchó un fuerte ruido, mismo que identificó como un rayo y al notar que el menor no retornaba salió en su búsqueda, hasta encontrarlo sin vida.

Al sitio acudió personal del Ministerio Público del Fuero Común, que después de las diligencias ordenó el levantamiento del cuerpo para su traslado al SEMEFO, para la necropsia que determinará la causa de la muerte.