Cero tolerancia al personal de la PGJ que incurra en ilícitos, afirma Gaspar Armando García Torres

Juan Alberto Bautista Calderón
  • Se busca que estas actitudes sean erradicadas y agregó que la depuración de malos elementos es y será una constante dentro de la dinámica con la que conduce la institución.


Chetumal, Quintana Roo; 11 de septiembre de 2013. Con la intensión de seguir trabajando bajo la dinámica de cero tolerancia para los elementos que quebranten las leyes del Estado, el Abogado Gaspar Armando García Torres, informó que se puso a disposición del Ministerio Público del Fuero Común a Juan Alberto Bautista Calderón, agente en activo de la Policía Judicial, como presunto responsable del delito de robo, quien ahora enfrenta la averiguación previa ZS/CHE/01/CD/659/9-2013.

García Torres explicó que los hechos se registraron cuando elementos de la Policía Judicial, realizaban una supervisión en el corralón de vehículos de la Procuraduría General de Justicia, que se ubica en las inmediaciones del estadio José López Portillo, lugar en donde al llegar se percataron que en el interior del inmueble se encontraba un vehículo marca Nissan, tipo Tsuru, color negro, con placas de circulación YZF-5478 del estado de Yucatán, así como otro automóvil tipo Tsuru, color dorado, con placas UUP-8353, los cuales no estaban en la relación de vehículos resguardados.

En el interior de dichas unidades, los agentes detectaron una llanta, así como un asiento y al preguntar al responsable de la vigilancia del lugar el cual responde al nombre de Juan Alberto Bautista Calderón, este afirmó que los objetos habían sido sustraídos de los autos del sitio, motivo por el que fue detenido y llevado a las instalaciones de la PGJ, para dejarlo a disposición del representante social, como presunto responsable del delito de robo.

El Procurador, sentenció que todo aquel servidor público de la PGJ que incurra en acciones de este tipo no tiene cabida en la dependencia que encabeza ya que se busca que estas actitudes sean erradicadas y agregó que la depuración de malos elementos es y será una constante dentro de la institución que dirige.

En las próximas horas el agente del Ministerio Público del Fuero Común determinará la situación legal del implicado, con base en los elementos que integren el expediente. Paralelamente se realiza, en contra del detenido, un procedimiento administrativo en la Visitaduría de la PGJ.