Jorge Walter Villanueva Ramírez secretario del Juzgado Sexto del Distrito involucrado en atroz asesinato

Occisos (2)

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) asignó a un grupo especial para la investigación del homicidio de Octavio Góngora Jiménez y su pareja sentimental, una mujer con cinco meses de gestación. Los funcionarios esperan obtener un vídeo de seguridad privada y mensajes de texto que permitan aclarar lo ocurrido.

De acuerdo con información proporcionada por autoridades de la mencionada dependencia, hasta el momento la principal línea de investigación apunta a que este crimen no fue amoroso, sino motivado por el dinero, específicamente por la disputa sobre el monto que debería recibir Arena del Rocío Palacios Valdez por el hijo que procreó con Jorge Walter Villanueva Ramírez.

Un dato que no había sido revelado hasta el momento es que en la escena del crimen fueron hallados los teléfonos de ambas víctimas, el de Octavio Góngora Jiménez estaba en el bolso de su pareja, mientras que la fémina tenía el suyo guardado en la bolsa derecha de su chamarra.

Ambos aparatos son tipo BlackBerry y cuentan con claves de seguridad, por lo que ahora están en manos de un grupo de judiciales especializados en el manejo y encriptación de aparatos de telefonía móvil, debido a que esperan saber quiénes fueron las últimas personas que tuvieron contacto con los ahora occisos.

Los investigadores sospechan que esta pareja estaba dormida cuando recibieron una llamada telefónica, al parecer relacionada con el hijo de la fémina, lo que provocó que salieran de la cama, con pantaloncillos cortos, en sandalias y colocándose únicamente chamarras tipo deportivas, para enfrentar las inclemencias del tiempo.

Dentro de la casa de la pareja ultimada, situada en la calle Delfín, lote 68, no fueron hallados indicios de violencia, además de que cuenta con un enrejado reforzado, protectores metálicos y una barda difícil de brincar.

Se cree que al salir de sus hogares fueron interceptados por al menos dos delincuentes, lo cual está siendo corroborado por medio de varias grabaciones de seguridad privada, obtenidas por medio de los propietarios de varias viviendas del fraccionamiento Sian Ka’an, material que está siendo analizado por autoridades del Departamento de Asuntos Periciales.

De igual forma se cree que Arena del Rocío Palacios se comunicó con familiares o amigos antes de ser capturada, puesto que su teléfono tenía 62 llamadas perdidas, además de mensajes tipo PIN y WhatsApp.

Todo indica que ambas personas fueron llevadas en la cabina de su propia camioneta hasta la zona conocida como El Edén, ambos iban en la cabina, la mujer iba en medio del asiento, mientras que el ingeniero estaba en la ventanilla. Los indicios periciales apuntan a que la unidad era conducida por uno de los asesinos, mientras que el otro viajaba en la batea.

Al llegar a la brecha, a más de dos kilómetros del fraccionamiento Caribe, la unidad se detuvo y la pareja fue obligada a descender, pero la mujer apenas estaba bajando cuando recibió un disparo en la sien, lo que provocó que un casquillo nueve milímetros quedara dentro del vehículo y que la sangre salpicara el tapete y parte de la portezuela.

Casi de manera inmediata el delincuente que estaba en la batea disparó dos veces contra Octavio Góngora Jiménez, en un ángulo descendiente, de derecha a izquierda, posteriormente le disparó otras cuatro veces, un disparo le destrozó la mano y los demás tiros fueron directo a la cabeza. La mujer también recibió un segundo disparo en la frente, cuando yacía en el lodo.

No fueron encontradas huellas de un segundo vehículo que coincidieran con la hora de secado y las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado sospechan que los homicidas caminaron hasta el fraccionamiento más cercano, donde los esperaba un tercer involucrado, puesto que dudan que se hubieran expuesto a tomar taxi en esta zona de Chetumal a esa hora de la madrugada.


LUCHA LEGAL PLAGADA DE IRREGULARIDADES

Después de que Arena del Rocío Palacios y Jorge Walter Villanueva Ramírez se divorciaron, comenzaron una disputa legal, plagada de demandas, apelaciones, amparos y todo tipo de recursos legales para aumentar o aminorar el porcentaje de descuento vía nómina.

Se pudo averiguar que Arena del Rocío Palacios exigía que su ex marido entregara más del 40 por ciento de su salario y cuando se enteró que Jorge Walter Villanueva Ramírez había sido nombrado secretario del Juzgado Sexto de Distrito, pidió a un juez familiar que se incrementara proporcionalmente la suma que depositaba para los gastos diarios, médicos y escolares de su hijo.

Sin embargo, surgió una anomalía en el trámite de esta solicitud, en la cual apareció que el abogado trabajaba en el Juzgado Primero de Distrito y el caso fue enviado automáticamente al otro juzgado federal de la ciudad de Chetumal, lo cual podría considerarse como ilegal.

Pero continuaron las irregularidades en este juicio y en el mes de octubre del año 2012 la titular del Juzgado Sexto de Distrito, Socorro Villareal López, otorgó una suspensión a favor de su empleado, Jorge Walter Villanueva Ramírez, relativo en el expediente al juicio de amparo indirecto 707/2012, lo cual es improcedente y anticonstitucional, por lo que llamó rápidamente la atención de autoridades federales.

La ahora occisa interpuso en su momento una queja contra dicha determinación, que en obvio de ilegalidades fue revocada y autoridades del Tribunal Federal de Justicia aplicó una suspensión, sin goce de sueldo, de tres meses contra el secretario del Juzgado Sexto, lo que además significó una desventaja en esta lucha legal.


PROBLEMA LEGAL DEL SECRETARIO DE JUZGADO

Las investigaciones realizadas por el Tribunal Colegiado y por el Tribunal Federal de Justicia apuntan a una posible irregularidad en el caso iniciado contra Carlos Cabañas Catzín, alias “El Monstruo”, debido a que Jorge Walter Villanueva Ramírez le tomó su declaración preparatoria, al ser consignado al Juzgado de Distrito, mientras era asistido por un familiar del funcionario.

Esto genera un acto conocido como “conflicto de intereses”, debido a que el secretario del Juzgado debería ser imparcial, pero si su familiar defiende al acusado podía ser influenciado.

Al percatarse de que esta irregularidad fue detectada por las autoridades superiores, el funcionario federal intentó invalidar la diligencia y llevarla a cabo una vez más, pero la Fiscalía de la Subdelegación de la Procuraduría General de la República solicitó una copia inmediata del expediente para evitar que fuera manipulado.

Los inspectores del Tribunal Federal de Justicia han recibido información de que Jorge Walter Villanueva incluso visitó a Carlos Cabañas Catzín en el Centro de Reinserción Social, lo cual aumentaría las sospechas en su contra. 

Fuente: Diario de Quintana Roo