PGJ esclarece homicidio de Alfredo Iván Avila Morales




Carlos Manuel Lagos Rosado
Felipe de Jesús Cocom Navarro
Nuvia del Carmen Cornelio Chuil
Pedro Pablo May Pech
  • Esclarecido crimen de Alfredo Iván Ávila Morales
  • Ocurrido en noviembre en las inmediaciones de Laguna Guerrero.
  • Detenidos presuntos responsables

Chetumal, Quintana Roo; 12 de noviembre de 2013. La Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo, tras las investigaciones efectuadas por agentes de la Policía Judicial, esclareció el crimen de quien fue identificado como Alfredo Iván Ávila Morales, de 31 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado el pasado 5 de noviembre en las inmediaciones de Laguna Guerrero; asimismo detuvo a los presuntos responsables, a los cuales se les cumplió orden de aprehensión.

De esta manera, agentes judiciales pusieron a disposición del Juez Penal, por homicidio calificado y robo calificado a 


  • Nuvia del Carmen Cornelio Chuil, alias "Ivone", de 22 años
  • Felipe de Jesús Cocom Navarro, de 52 años
  • Carlos Manuel Lagos Rosado, alias "El Ferras" y/o "El Loco", de 35 años
  • Pedro Pablo May Pech, alias "El Capulina" y/o " El Capu" de 27 años


Este último por el delito de encubrimiento.

Investigaciones desplegadas por agentes de la Policía judicial establecieron que los presuntos responsables planearon el crimen, en el caso de Carlos Manuel Lagos Rosado y Felipe de Jesús Cocom Navarro, motivados por el robo, debido a que buscaban quedarse con el dinero y el estupefaciente que el occiso tenía en su poder, ya que se determinó que se dedicaba al narcomenudeo.

En tanto, en el caso de Nuvia del Carmen Cornelio Chuil, señaló que su móvil obedeció a que "ofreció" la vida de su pareja a  la "santa muerte", debido a que es devota de este culto, al igual que Lagos Rosado.  Así  buscaba que se le favoreciera para reunirse de nuevo con su hija, la cual no vive con ella.

De acuerdo con las indagatorias, Nuvia, quien refirió ser de oficio "bailarina", sostenía una relación amorosa con el ahora occiso a la vez que también estaba relacionada con Carlos Manuel, por lo que junto con Felipe Cocom Navarro, idearon el plan para darle muerte.

Fue así, que cuando al momento en el que la mujer y Ávila Morales convivían con bebidas alcohólicas a bordo de un automóvil, ésta aprovechaba el descuido del agraviado para disolver pastillas de Clonazepam y Levomepromazina, con el fin de drogarlo.

Una vez que los narcóticos hicieron efecto, la pareja se trasladó  a un domicilio que se ubica en la calle Manuel Evia Cámara, entre Luis Manuel Sevilla y Panamá, del fraccionamiento Las Américas, lugar en donde, tras una llamada de la fémina, arribaron Cocom Navarro y Lagos Rosado, que golpearon a la víctima e incluso el primero de ellos le colocó una soga en el cuello. En tanto esto sucedía, Nuvia ofrecía la muerte de su pareja a la santa muerte.

Posteriormente trasladaron el cuerpo, ya sin vida, hasta las inmediaciones de Laguna Guerrero, lugar en donde fue localizado.

Una vez cometido el ilícito los implicados sustrajeron, droga, dinero en efectivo y un vehículo marca Nissan, tipo Tsuru, color blanco, el cual llevaron a un predio ubicado en la calle Pavo Real, entre Lagarto, en donde pusieron al tanto de los hechos a  Pedro Pablo May Pech y le encargaron desmantelar la unidad.

En su momento, Lagos Rosado fue detenido por agentes judiciales y en tiempo y forma trasladado a las instalaciones del Centro de Reinserción Social, luego de que el agente del MPFC le ejercitó acción penal.

La PGJ conjuntó elementos de tipo penal en el expediente  para establecer la responsabilidad de los implicados, motivo por el cual la averiguación previa se consignó al Juez Segundo Penal, quien emitió orden de aprehensión, misma que fue cumplimentada por efectivos de la Policía Judicial.

Una vez más, con resultados firmes, la PGJ confirma el compromiso con la sociedad de procurar justicia y combatir la delincuencia.