PGJ en busca de "Carlos" presunto agresor de May Molina


Chetumal, Quintana Roo a 22 de marzo de 2014. La Procuraduría General de Justicia integra el expediente respectivo, por el delito de homicidio, en agravio de Marco Antonio May Molina, en el cual el Ministerio Público, dio a conocer que dentro de las indagatorias fueron citados a declarar familiares, colaboradores y amigos del ahora occiso. Cabe mencionar, que con las características personales descritas, especialistas de la PGJ realizaron retratos hablados de los sospechosos.

En este orden, compareció Mayamín González Orozco, de 27 años de edad, esposa del agraviado, quien narró que alrededor de las 19:45 horas, se encontraba en el interior de su domicilio en compañía de su pareja, pero debido a que llamaban en la puerta se asomó y sin abrir la herrería que divide el predio, un individuo de tez morena clara, complexión delgada, de aproximadamente 1.65 metros, preguntó por “Tony” de parte de “Carlos”.

Agregó que avisó a su esposo, el cual salió a dialogar con el presunto, quien evidentemente se mostraba nervioso y ella se sentó en un sillón en la sala del domicilio, lugar desde donde escuchó que el visitante pidió a May Molina le “eche la mano con un trabajo”.

Explicó que minutos después observó que su esposo se defendía, por lo que al asomarse vio como dos individuos corrían y su pareja solicitaba pidiera de inmediato una ambulancia, ya que estaba lesionado.

Minutos después, May Molina se desvaneció en la misma parte exterior del inmueble.

González Orozco, describió al segundo sospechoso, como delgado, más bajo de estatura con relación al primero.

También declaró la mamá del agraviado, María Carlota Molina, quien agregó que su hijo no tenía problemas con nadie y desde hace 4 años vivía en ese domicilio con su familia. De igual forma, ante la representación social, acudió la hermana del occiso, Melissa Alejandra May Molina, quien en sus declaraciones coincidió con la de sus familiares.

Dichas comparecencias son parte de las diligencias realizadas por la Procuraduría para el esclarecimiento de los hechos, mismos en los que también se realizan las investigaciones correspondientes por efectivos de la Policía Judicial y del personal de la Dirección General de Servicios Periciales.

Tras la necropsia de ley, el cuerpo fue entregado a sus familiares, para los trámites correspondientes.