Detenido por homicidio Luis Alberto Tec Ocampo


Chetumal. Quintana Roo a 18 de abril de 2014. Elementos de la Policía Judicial esclarecieron el homicidio de Jorge Román Pérez Martínez, perpetrado en Cocoyol, Ribera del Río Hondo Quintana Roo y detuvieron a dos personas relacionadas con este hecho, entre los que se encuentra un menor de edad, mismos que están a disposición del Ministerio Público, en espera de que se determine su situación jurídica.

De esta manera, minutos después de que se reportó el homicidio se logró la detención de Luis Alberto Tec Ocampo de 19 años de edad, de ocupación cortador de caña, quien fue identificado por Libia Trujillo Aparicio como quien ocasionó las heridas con arma blanca a su pareja sentimental, asimismo se capturó al menor J.T.O., de 15 años, como quien participó en la agresión.

Con base en las investigaciones realizadas por agentes judiciales de la Comandancia de Pucté, fue alrededor de las 03:30 horas, cuando en la calle Niños Héroes con calle Luis Echeverría del poblado de Cocoyol, se reportó el hecho.

Testimonios recabados por los policías investigadores, en el lugar, el cual funge como expendio clandestino de cerveza, se encontraban los ahora detenidos. Sin embargo, Luis Alberto Tec Ocampo faltó el respeto y agredió a una mujer, por lo que la propietaria del sitio Libia Trujillo Aparicio, de 26 años de edad, le solicitó se retirara del sitio, pero Tec Ocampo, comenzó a agredir verbalmente a la propietaria, lo que provocó que Jorge Román Pérez Martínez les exigiera que se vayan del lugar, lo que enardeció al menor de 15 años que derivó en un intercambio de agresiones físicas.

Al ver lo anterior, Luis Alberto se unió con su hermano para juntos golpear a la víctima. Las versiones de los testigos confirmaron que fue Luis Alberto Tec Ocampo, quien ocasionó las heridas que le quitaron la vida a Pérez Martínez.

Con las características y datos aportados por testigos, se implementó un operativo que tuvo como resultado de la detención de estas dos personas cuando huían con rumbo a su domicilio en el mismo poblado.

El mayor de edad fue turnado ante el Ministerio Público del Fuero Común, en tanto el menor fue consignado ante el representante social, de la Agencias Especializada en Adolescentes, ambos como presuntos responsables del delito de homicidio.