Playa del Carmen / Iban a exceso de velocidad...no llegaron a la fiesta



PLAYA DEL CARMEN, MX.- Seis integrantes de una familia que viajaban en el interior de un automóvil tipo Avanza vivieron las peores vacaciones al quedar tres de ellos totalmente prensados dentro del vehículo cuando el conductor, quien excedía los límites de velocidad, se estampó brutalmente contra la base de concreto de un semáforo que se encuentra en las intersección del Bulevar Playa del Carmen con el Arco Vial, fue gracias a las “Quijadas de la Vida” manipuladas por los bomberos que en cuestión de minutos lograron liberarlos para recibir los primeros auxilios; el hecho que dejó de igual forma como saldo daños materiales superiores a los 300 mil pesos provocó la movilización de todas las ambulancias de esta ciudad.

Alrededor de las 07:40 horas de este viernes, operadoras de las línea de emergencias del 066 tuvieron conocimiento de un aparatoso accidente donde se reportaba seis personas lesionadas, dos de ellas menores de edad y tres prensados en el cruce del Bulevar Playa del Carmen con el Arco Vial, lado sur, frente a la plaza comercial “Centro Maya”, por lo que activaron a las ambulancias del hospital privado Costamed, Rescate y Urgencias Médicas (Ryum), Life y la benemérita Cruz Roja, así como a bomberos y a elementos de Tránsito para que abanderaran la zona mientras se realizaban las maniobras de rescate.

De acuerdo a los datos que se pudo recabar en el lugar de los hechos, los seis integrantes de una familia viajaban a bordo del vehículo tipo Avanza de la marca Toyota de color gris, con matrícula del Estado de México MHZ-5183, conducido sobre el bulevar por Marco Antonio Santamaría Hernández, de 34 años de edad, con destino al vecino municipio de Tulum, donde se reunirían con unos amigos, pero por el exceso de velocidad sobre el pavimento mojado, posiblemente a unos 100 kilómetros por hora, cuando el límite permitido es de 40 kilómetros, perdió el control del volante estampándose con el vértice izquierdo contra la base de concreto de un semáforo.

Por la velocidad con la que circulaba aunado con el impacto el vehículo se montó en el camellón central de los carriles norte-sur, para quedar atravesado en el carril de baja velocidad, donde tres de sus ocupantes quedaron atrapados, entre ellos el conductor, Adela Espina Santa María, de 31 años de edad, originaria de Oaxaca y la menor de 11 años de edad, Adriana Paulina N. D, quien fue la primera en ser rescatada por paramédicos del hospital privado Costamed, mientras bomberos trabajaban en la labor de rescate usando las “Quijadas de la Vida” para remover el costado lateral izquierdo del vehículo.

Mientras los bomberos trabajaban, elementos de Tránsito daban vialidad para evitar el congestionamiento u otro accidente, luego de varios minutos de remover las puertas lograron sacar a Adela Espina, mientras el conductor, quien pegaba de gritos por el dolor al quedar con la pierna derecha prensada, fue el último en salir para recibir las primeras atenciones, siendo que del otro lado, los demás paramédicos de la Cruz Roja y privados trabajaban dando los primeros auxilios a los demás lesionados, quienes se encontraban enfilados sobre la acera de la vía pública, entre ellos María Paulina Dzib Mex, de 52 años de edad, originaria de Yucatán, David Santamaría Escamilla, de 22 años de edad, del Estado de México y el menor de 16 años de edad, Noé G. A, siendo todos trasladados a un hospital privado.

Pese a lo aparatoso del accidente ningún lesionado tenía en riesgo su vida, resultando afortunados, sobre todo el responsable del accidente, quien llevaba puesto el cinturón de seguridad, ya que de lo contrarío el final hubiera sido trágico para él; finalmente, tras casi una hora de trabajo de los rescatistas y del Heroico Cuerpo de Bomberos salvando vidas, se logró liberar el carril de circulación de norte a sur, llevando la unidad que resultó en pérdida total al corralón, mientras el conductor quedó custodiado, pero con la amarga experiencia de unas vacaciones casi mortales a raíz de su imprudencia. 

Fuente: Por Esto!