Candidatos enredados


Chetumal, Quintana Roo a 15 de mayo de 2018. Surfeando sobre la Tercera Ola de Alvin Toffler nuestros candidatos locales, tanto de una franquicia política como de otra, aún no logran adaptarse a las nuevas tecnologías.

La edad no es justificante para permanecer ajeno a los avances tecnológicos, sino la actitud y la aptitud de adaptación, así que esta dura labor es donde los políticos y aficionados al poder no lograr timonear la tabla de surf y hasta la ola más débil los deja plasmados como si de un tsunami se tratara.


Las ventajas que ofrecen las redes sociales entre otras cosas como la disponibilidad de información puntual (inmediatez), permanencia en la nube de la información y como consecuencia inmediata la penetración a todo tipo de dispositivo informático de escritorio o móvil; no es utilizado al cien por ciento por quienes tienen la necesidad urgente de hacerlo en estos tiempos electorales.

Por otra parte los denominados millennials generation (1980-2000) de nuestra localidad aún no se incorporan a las plataformas digitales políticas, por una parte por omisión de la parte interesada y por otra la decepción que han heredado de generaciones pasadas...aparentemente...la realidad será valorada tras el proceso electoral.

Los aspirantes y suspirantes a ingresar, otros a permanecer dentro de la mafia del poder colgados de las ubres del presupuesto municipal, estatal y federal, han mostrado conformidad con ser emisores de sus promesas absurdas, como si fueran prestidigitadores sacan un conejo tras otro tratando de dejar convencida a la audiencia de sus habilidades.

No falta quien exhiba en su escritorio cartulinas enmarcadas de miles de horas acumuladas de "estrategias y marketing político" como si eso garantizara su éxito en las urnas.

Pero cual es el motivo de ésta nota, simplemente de mencionar que nadie de los participantes del vodevil político utilizan la mejor opción de las redes para lograr establecer un puente entre los futuros gobernantes con sus gobernados.

La tecnología está literalmente en las manos de todos, pero nadie se decide a usarla para conocer las necesidades de la gente y presentar propuestas verdaderamente útiles.


Cualquier político de larga trayectoria está expuesto a sentir la ira de los ciudadanos y para evitar la confrontación prefieren huir y esconderse tras bambalinas simulando que no están presentes en el mundo terrenal y sus aspiraciones van más allá de quienes esperan sus votos.

Sin decir nombres, una política tuvo la osadía de comunicar sus propuestas a través de Whatsapp e inmediatamente un integrante del grupo la conminó a entablar comunicación, la respuesta fue...silencio.

Hasta hoy, el único que se autonombra "millennial" es Jaime Rodrígez alias El Bronco, que manifiesta vivir pegado al Facebook, Whatsapp y que personalmente responde a las demandas ciudadanas.

Las razones que esgrime es que cuando desapareció su hijo un joven que luego fue encontrado muerto a manos de la delincuencia acudió a las autoridades ministeriales para solicitar que lo ayudaran a localizar a su hijo y amablemente les dieron sus números telefónicos para "ESTAR EN CONTACTO"...pero nunca lo hicieron.

Minuto a minuto vivió la angustia de estar tratando de comunicarse con las autoridades ministeriales y nunca recibió respuesta.

Tiempo después ocurrió lo mismo con su pequeña hija cuando fue secuestrada, así que conocedor del "INTERES Y PREOCUPACION" de las autoridades decidió responder a las llamadas amenazantes de los secuestradores y los retó a enfrentarse con él.

Explica que no sabe si se sintieron atemorizados o se compadecieron de él pero días después apareció su bebé.

Es por ello que propone "mochar las manos a los delincuentes" porque son ellos los que deben tener miedo y no los ciudadanos.

En fin, los medios tradicionales por todos los flancos tratan de denostar al pintoresco personaje pero el camino que ha tomado va dando ventaja a pesar de las restricciones prespuestales y los bloqueos oficiales para sacarlo de la contienda pero está utilizando las redes sociales para interactuar con la sociedad.

Gane o pierda El Bronco está asentando la pauta de los pasos que deben seguir sus sucesores en el manejo de las redes sociales para los próximos procesos electorales y de la forma de enlazar con el ciudadano y dar respuesta a sus necesidades más apremiantes.

Ahí está el hilo de la madeja que deben tomar en sus manos los políticos de ésta nueva generación y "junto con pegado" cuidar con esmero su imagen y no quedar como roedores de cuello blanco y guantes de seda.

En Othón P. Blanco a los ciudadanos no les queda más opción que escoger entre la juventud y las ideas frescas, regresar al pasado o elegir a las mismas ratas de siempre.