Reporte policíaco PGJ 29012014


Jairo Zajir Cabrera Ortega

Jorge Castro Pérez
Simón González Crisóstomo
Víctor González Crisóstomo

PJ PONE A DISPOSICIÓN DE LA FISCALÍA ANTIDROGAS A DOS PERSONAS
Chetumal, Quintana Roo; 29 de enero de 2014. Resultado de las investigaciones realizadas con base en las actas circunstanciadas iniciadas en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Contra la Salud (FEDCS) en su modalidad de Narcomenudeo, agentes judiciales adscritos a esa instancia detuvieron a dos personas, quienes al momento de su detención portaban diferentes cantidades de sustancias con características similares a droga.
Primero, los agentes judiciales ubicaron al conductor de un taxi, el cual, circulaba en el cruce de las calles Heriberto Frías con Jesús Urueta, a quien le solicitaron detenga su marcha para una inspección. Al individuo, quien dijo llamarse José de la Cruz Rodolfo Martínez Garrido, se le encontraron 8 dosis de polvo blanco, al parecer cocaína, 5 dosis de una sustancia con características de la cocaína sólida (piedra) y dinero en efectivo consistente en 170 pesos.
Martínez Garrido, dijo a los agentes que quien le vendía el producto es Víctor Bardales Briceño y mostró a los policías un mensaje de texto en el cual le ofrecía “más material”, además de que ofreció datos del lugar en donde operaba.
Derivado de ello, los agentes implementaron un operativo en las inmediaciones de la calle Margarita Maza, esquina 30 de Noviembre, lugar en donde tras algunos minutos, los efectivos observaron que del domicilio citado por el primer detenido, salió una persona del sexo masculino el cual coincidía en apariencia física con la de la persona descrita.
Los agentes antidrogas  al abordarlo e identificarse como policías judiciales, fueron agredidos, con un bat de beisbol, por el individuo el cual intentó ingresar a su domicilio. Los agentes intentaron someterlo, pero éste se arrojó al suelo y se arrastró para evitar la acción de la justicia, causándose lesiones en varias partes del cuerpo.
El presunto llevaba entre las bolsas de su bermuda, un papel en cuyo interior llevaba una sustancia oscura de la cual dijo se trataba de hashish, 30 envoltorios de aluminio con una sustancia sólida color beige al parecer cocaína sólida, tres envoltorios color verde con polvo blanco, aparentemente cocaína y 200 pesos. Además quedó a disposición de la FEDCS el bat de beisbol, con el que agredió a los agentes.
Cabe hacer mención que al momento de su detención, salieron de un domicilio varias personas quienes intentaron evitar su captura y agredieron a los elementos con un palo y una navaja tipo suiza, objetos que fueron también asegurados. Derivado de la agresión dos efectivos resultaron con lesiones menores.
Los presuntos, José de la Cruz Rodolfo Martínez Garrido y Víctor Bardales Briceño, por separado, fueron puestos a disposición del agente del MPFC adscrito al a FEDCS por delitos contra la salud. Se integran los respectivos expedientes y en las próximas horas el agente ministerial definirá la situación legal de los inculpados.

PERSONAS A DISPOSICIÓN DEL MPFC
Chetumal, Quintana Roo; 29 de enero de 2014. El agente del MPFC adscrito a la Guardia con Detenido, informó que tiene a su disposición a quien dijo llamarse Víctor González Crisóstomo y Simón González Crisóstomo, como presuntos responsables del delito de lesiones dolosas en agravio de Margarito Feria Ayala.

**También se encuentra en los separos de la Policía Judicial, Jorge Castro Pérez, señalado como quien cometió el delito de robo en agravio de Tiendas Chedraui, de la Multiplaza.
En ambos casos, los inculpados enfrentan su respectiva averiguación previa y en las próximas horas, el Ministerio Público determinará su situación jurídica.

POLICÍA JUDICIAL CUMPLIMENTÓ ORDEN DE APREHENSIÓN
Chetumal, Quintana Roo; 29 de enero de 2014. La Comandancia del Grupo de Aprehensiones, informó que con base en una orden emitida por el Juez Primero Penal, detuvo a Jairo Zajir Ortega Cabrera, como presunto responsable del delito de robo, que se sigue en el proceso 284/2011.
El inculpado fue certificado médicamente en las instalaciones de la PGJ y luego trasladado al Centro de Resinerción Social, en donde quedó a disposición de la autoridad que lo requirió.